¿Que harias si te quedaras encerrado en un ascensor?

Encerado en un elevador

Que harias si te quedaras encerrado en un ascensor

Algunos seres humanos somos un tanto… peculiares, y tenemos algunas reacciones frente a algunos sucesos, que suelen resultar un tanto extrañas o chistosas. Sin embargo, una situación que para muchos es desconocida (¡qué afortunados!), es quedarse encerrados en un ascensor. ¿Alguna vez te ha pasado? ¿Qué sueles hacer cuando sucede?

En descerebrados hemos recopilado una lista de las cosas más comunes, o extrañas también, que suelen hacer las personas cuando se quedan encerradas en un ascensor.

1- Ponerte a gritar

Esta es la acción más típica y común. Existen personas que cuando se quedan encerradas en un ascensor lo primero que pasa por su mente es en comenzar a pegar gritos. Muchos gritan pidiendo ayuda, otros sencillamente gritan desesperadamente cosas que solo ellos entienden, producto de los nervios. A todas estas, esperamos que nunca te quedes encerrado con alguno de ellos, si quieres perseverar tus tímpanos.

2- Quitarte la ropa

Ok, como acabas de leer. Puede que esto nunca te haya sucedido, pero créeme que ¡sí sucede! Lo más probable es que en estos momentos estés deseando que esto te pase con una Jennifer Aniston, Megan Fox, o con un Brad Pitt o Chris Hemsworth (dependiendo de tus gustos). Pero vamos, es muy poco probable que esto suceda.

Normalmente las personas que suelen hacer esto, es porque sufren de claustrofobia y comienzan a sentir desesperación, calor y sensación de encierro; total que hasta la ropa comienza a molestarles. Solo esperemos que esto nunca te pase con tu jefe el claustrofóbico.

3- Desmayarte en el ascensor

perder el conocimiento en el elevador
Desmayarte en el ascensor Foto de Flickr

Las personas muy nerviosas pueden desmayarse al quedarse encerradas en un ascensor. Esto puede deberse a que los nervios provocaron que se le bajara la tensión, o su cuerpo no aguantó y cayó. Sea cual sea el caso, no, no es que se durmió o se murió del susto, simplemente se desmayó.

Esperemos que nunca te quedes encerrado en un ascensor con alguien a quien le pase esto. Y si te pasa a ti lo mejor es que sigas desmayado hasta que te abran.

4- Intentar iniciar una conversación con tus compañeros de encierro

Es común que dentro de un ascensor la gente no diga nada. De hecho, las miradas siempre están fijas hacia el móvil o el piso. Sin embargo, esta actitud extraña suele ser rota gracias al encierro; en donde las personas comenzarán a interesarse en entablar una conversación con las personas que los rodean, para… ¿pasar el rato?

Estos son los típicos que buscan conversación en cualquier momento: en el banco, en la espera para pagar algo… cualquier ocasión es oportunidad para hablar.

5- Actualizar tus redes sociales

A ver, hay personas que no pueden vivir sin actualizar sus redes sociales y cada paso que dan lo publican. No es para menos que los adictos a las redes decidan tomar una selfie grupal con todos los encerrados, usando hashtags como: #encerrados #auxilio #SOS #atrapadoenascensor. Así que si te quedas encerrado con una persona así, procura por lo menos sonreír en la foto.

Esperemos que nunca se encuentren un adicto a las redes y alguien que opta por quitarse la ropa en un encierro de estos.

6- Pedir ayuda

Creo que esto no debería ser considerado extraño, pero vamos, algunas personas obvian por alguna extraña razón esta acción; y sencillamente se dedican a ver su móvil, conversar, pensar, y esperar a que el ascensor… ¿reaccione?

Sin embargo, aún existen personas que se mantienen centrados aún en los momentos de nerviosismo.

7- Resignarse al encierro en el elevador

Resignarse en el ascensor
Resignarse en el ascensor Foto de Flickr

Cuando ya pediste ayuda, te quedaste sin señal en tu móvil, ya te sabes toda la vida de quienes te acompañan en tu encierro, no queda nada más que resignarse, y esperar pacientemente que alguien venga por ustedes.

Normalmente estas personas no hablarán, quedarán con la mirada hacia el infinito y pareciera que esperan pacientemente la llegada de la muerte… o de sus rescatistas. Por lo general, estas suelen ser personas muy pacientes y tranquilas a quienes no les importa esperar, o en todo caso, perder el tiempo.

8- Intentar salir por tus propios medios

Estas personas muchas veces son las más peligrosas. Suelen llegar a un grado de desesperación tal, que intentan a toda consta salir del ascensor. A estos no les importa si les dijeron que esperaran que en cinco minutos les abrían; ellos simplemente quieren salir, y quieren salir ¡ya! pero vamos, no los juzgaré, probablemente necesiten ir al baño urgentemente, tienen una reunión de trabajo que es de vida o muerte (o despido) o sencillamente no quieren estar ahí encerrados.

Estas son las típicas personas que caminan rápido, que se mantienen activas, que no le gustan esperar; ok, en resumen son la típica persona impaciente. Usarán la aparente fuerza de Hulk que creen que poseen para intentar abrir las puertas; querrán trabajar en equipo, con el típico “tú empuja por aquí, que yo empujo por acá”; y así pasarán los siguientes minutos que dure el encierro.

9- Comer

Hay personas que siempre están comiendo: en su casa, en el trabajo, en la calle, en el transporte, en el tráfico, en fin; no era de esperarse que ante un encierro en un ascensor dejaran atrás su típica rutina.

Lo último que se le ocurriría a las personas cuando se encuentran encerradas en un ascensor es en comer. Sin embargo, estas personas jamás perderán la oportunidad; verás cómo se sientan tranquilamente y sacan de su bolso un pedazo de pan que tenían guardado para comerlo más tarde.

Si te a gustado quizás también te interese no aburrirte en el trabajo.

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *